Llega a la pantalla grande The girl who believes in miracles: un estreno para personas de fe


Entre tantas películas de terror, aventura, e incluso, gore, muchas personas creyentes se preguntaban ¿Aún hay espacio para Dios en el mundo del cine? La respuesta es the girl who believes in miracles, y es un sí rotundo, pues su argumento dramático, pero a la vez religioso, y la manera con la que la historia se desarrolla poco a poco, la hacen un largometraje perfecto para quienes buscan una trama que revitalice su fe.


Un mensaje de fe para todos, sin importar su religión

The girl who believes in miracles nos presenta a Sarah Hopkins, una niña que, a diferencia de sus compañeros de clase y buena parte de la sociedad, ha decidido escuchar la palabra del Señor, y cuando escucha a un predicador mencionar que la fe mueve montañas, ella comienza a orar constantemente todos los días.

Esto le trae un poder muy especial, en donde ella puede realizar milagros al pedírselos a Dios, lo cual deja sorprendida a su familia y, más tarde, a su comunidad entera luego de que comience a hacerse más conocida, lo cual atrae a la prensa local, pues logra curar a las personas de su miseria y desgracia.


La protagonista perfecta para una película con potencial

The girl who believes in miracles es una película dirigida por Richard Correll, quien dirigió también “Disparatada patrulla de esquí”, y es protagonizada por Austyn Johnson, una pequeña que logra hacernos reír y llorar.

 La película tiene un alto potencial, pues cuenta con elementos dramáticos y plasma muy bien el mensaje de que la fe mueve montañas, y que un gran poder equivale a una gran responsabilidad. En efecto, en una sociedad tan dispar como la actual, ¡Dios todavía cabe en el ámbito de la pantalla grande!