Cada vez que respiras, una peligrosa obsesión


Llega a las pantallas de cine un thriller con giros inesperados, dirigido por Vaughn Stein y protagonizado por Casey Affleck, Emily Alyn Lind, India Eisley, y Daniel Bacon. 


Psiquiatría, enormes giros en poco tiempo

El drama emocional sin lugar a dudas es uno de los ejes principales de Cada respiro que tomas, y dentro de él se explora, dentro de una historia desordenada, un argumento que solo en el final entenderás. Es de esas películas que debes ver atentamente de principio a fin, e incluso más de una vez para entenderlas en su totalidad, por lo que ha recibido ciertos comentarios no tan favorables de parte de la crítica, sin que sean del todo negativas. 

El elenco es quien realmente sustenta los giros de estos extraños eventos, pues, de hecho, tratan una cantidad de elementos que la psiquiatría, que de por sí es bastante compleja ya que estudia las enfermedades mentales, lo que aporta una gran cantidad de giros en la película en poco tiempo, que incluso pueden llegar a sorprender a la audiencia.


Un argumento interesante

En Cada respiro que tomas Phillip es un psiquiatra medianamente reconocido que desafortunadamente hace tres años perdió a su hijo.  El tiene una especial relación con Grace, una agente de bienes raíces cuya hija llamada Lucy tiene demasiados conflictos en su escuela, a tal punto que acaba de ser expulsada. Phillip trata de ayudarla, pero entre ellos empieza a haber una confianza excesiva. 

Daphne es otra paciente de Phillip, y, desafortunadamente muere en un extraño caso de suicidio, lo que hace que su vida cambie completamente de una forma rápida y drástica. Para colmo, llega a su casa James Flagg su hermano, un complicado escritor que empieza a hacer que las cosas tomen un giro extraño y sumamente peligroso. 

Cada respiro que tomas es una película bastante interesante, que vale la pena analizar con calma, así que, toma tu tiempo y disfrútala en cines.

Siguenos en Facebook

Entradas populares

Warrior

El robo perfecto

Skin (C)